Tiempo de lectura: 3 minutos

Quizá han visto circular el meme del feto ingeniero por sus redes sociales. A lo mejor no entienden en lo absoluto a qué se refiere el meme, quizá vieron una parte y no la idea completa, por lo cual su idea del mismo es incompleta.

Pues bien, por si no tienen ni idea, les cuento de qué trata y también por qué es más que un meme. La imagen que inició todo fue un cartel de una persona anti derecho a decidir en Argentina, que en una protesta contra la libertad de elección de cada mujer de continuar o interrumpir el embarazo (tema que se está discutiendo en esos lares), sacó el siguiente cartel:

Feto Ingeniero

Por supuesto, de inmediato se volvió burla de quienes conocen al menos un poco de biología.

Acá pueden ver algunos de los chistes que surgieron a raíz de esto:  http://cosecharoja.org/10-memes-para-el-feto-que-quiere-ser-ingeniero/

Un feto como el de la imagen, antes de las 12 semanas, no cuenta con sistema nervioso, no piensa, por lo tanto, no puede tener vocación alguna.

En cambio, la mujer que carga ese embrión puede ser alguien cuya vida se pone en peligro por terminar ese embarazo, violada, a quien le falló el método anticonceptivo y ya tiene otras bocas que alimentar y de las cuales preocuparse, y sí, alguien que se embarazó por accidente, pero que sabe que no tiene los recursos ni la capacidad física y emocional para tener un embarazo.

Es, por decir lo menos, una imposición criminal la que quieren hacer todas esas personas que pretenden ponerle aspiraciones y personalidad a un embrión que no se ha desarrollado ni tiene conciencia de sí mismo.

¿Les parece exagerado lo que digo de que es una imposición criminal? Nada más hace falta acordarse de las menores violadas que han tenido que peregrinar por hospitales porque los médicos, “por dictado de su conciencia”, les imponen lo que ellos creen y les imponen un embarazo y un bebé del que después, por supuesto, ni se preocupan.

Es criminal cuando se piensa que algunos han llegado al extremo de, aunque la vida de la madre corra peligro, hacerlas terminar el embarazo para que nazca un bebé (por poner un ejemplo, como en este caso: http://cosecharoja.org/la-dejaron-morir-en-nombre-de-la-moral/ ).

Y es absurdo cómo los anti-elección consideran que una persona hecha y derecha, con preocupaciones, aspiraciones, carencias, salud muy reales, es decir, la mujer embarazada, son secundarias a lo que puede ocurrir con embrión, que no es persona, bajo ningún concepto, porque no piensa, no tiene sistema nervioso y por tanto no siente, que incluso podría no nacer por causas naturales (porque el cuerpo hace eso por sí mismo muchas veces, terminar un embarazo de forma espontánea).

También basta pensar en el desequilibrio de cómo se toman las decisiones para ver por qué es absurdo lo que propone el cartel del cual se hicieron tantos chistes, burlándose: si un hombre “determina” que no quiere que se lleve a término ese embarazo, pero que tampoco se encargará si la mujer por sí misma continúa, a ella la sociedad siempre la juzgará y catalogará de dos maneras: o “asesina” si decide terminar su embarazo antes de las 12 semanas, o “mamá luchona” (mote de burla que sustituyó a madre soltera) si decide tenerlo y criarlo. ¿A él? A él no le pasará absolutamente nada, seguirá su vida tan tranquilo, sin obligaciones ni estigmas.

Aquí hay que notar algo más: la decisión que menos cuenta en todo este asunto, para esos anti-elección, es el de la mujer. Sí, esa mujer que pasará por cambios físicos muy importantes en su cuerpo, que podría poner su salud en peligro -porque el embarazo en muchos lugares es factor de riesgo, si no, vea las estadísticas en México de muertes en mujeres embarazadas-, que deberá soportar burlas posiblemente, que deberá cambiar su vida entera.

Aunque ELLA sea la directamente afectada, para muchas “buenas conciencias” (eufemismo para gente que se mete en lo que no le importa y no ayuda cuando sí es necesario ayudar) es la que menos puede decidir. ¿Fascismo, dijo alguien?

Yo espero que, más allá de quedarse en meme que sirvió como burla contra esa gente, algunos comprendan el subtexto de la imagen del feto ingeniero, que resumió magistralmente esta persona:

“Espero que todo el mame del feto Ingeniero, les ayude a reflexionar sobre que los fetos no son personas y no pueden tomar decisiones propias, las mujeres si podemos y por eso el aborto debería ser seguro, legal y gratuito.

Bendiciones bbs. ❤”

Karina Velázquez

Author Karina Velázquez

Más artículos de Karina Velázquez

Deja un comentario