La ceguera selectiva de las autoridades ante la violencia de género

Escrito por 1 febrero, 2019Políticas Públicas
La ceguera selectiva de las autoridades ante la violencia de género Tiempo de lectura: 2 minutos

Actualización: Al parecer las autoridades de la Ciudad de México, tras las múltiples críticas a la reacción inicial que mostraron, que consistió básicmente poner el peso de todo en las víctimas, ya anunciaron que tomarán diversas medidas al respecto.

Aquí cuentan qué harán y, aunque es un avance, definitivamente las mujeres tenemos que estar atentas y darles seguimiento a que sea un esfuerzo continuo y no dejar que pase otra vez lo que pasó inicialmente y que narro en el resto de este post.

Desde finales de 2018 y todo este mes de enero de 2019 se han ido conociendo más y más casos de jóvenes mujeres que han denunciado, a través de redes sociales, que han sufrido intentos de secuestro en el Metro de la Ciudad de México o en las cercanías a alguna línea de este transporte.

La actitud de las autoridades deja mucho qué desear: su primera reacción fue afirmar que “no existían denuncias” y a exhortar a las afectadas que acudieran a denunciar.

Sabemos que las autoridades en México parecen vivir en un mundo aparte del de los ciudadanos. Sin embargo, esta respuesta es todavía más insensible y grave que su respuesta habitual: implica, en la práctica, afirmar que lo que se está denunciando informalmente no existe porque no hay una denuncia formal. También significa que se deja todo el peso de iniciar cualquier acción en el hecho de que las víctimas puedan (o quieran, tras el trauma vivido) denunciar.

Es triste que las autoridades necesiten incentivos para hacer algo ante un hecho tan grave como un posible secuestro, con fines quién sabe de qué tipo (¿asalto?, ¿petición de rescate?, ¿violación?, ¿algo peor?)

¿Qué problema podría causarles a las autoridades de la Ciudad de México anunciar, desde que comienzan a saberse de estas situaciones, que se tomaron medidas preventivas firmes e indispensables?

Entre otras, revisar el funcionamiento de las cámaras existentes y aumentar su número; mejorar la presencia de oficiales de Policía en las línea; generar más formas de denuncia, más simples, más rápidas; sensibilizar a todo el personal del metro y oficiales de Policía para mejorar su trato, sí, de cualquier persona que sufrió un delito pero, sobre todo, de las mujeres que muchas veces son revictimizadas al negárseles la denuncia, al minimizar sus dichos, al cuestionárseles cómo iban vestidas, por qué iban solas, si habían ingerido alguna bebida alcohólica o drogas, en fin, de nuevo, culpar a la víctima o hacerle sentir que su caso es una exageración.

También les haría bien revisar las iniciativas de la sociedad civil, que por cierto, ya ha avanzando mucho más respecto a lo que parecen estar haciendo las autoridades, por ejemplo, la recopilación geolocalizada de los casos denunciados en redes sociales: Serendipia Digital.

Ofrecer seguridad a los grupos vulnerables no es una graciosa concesión, no es un privilegio, es lo mínimo que el Estado debe de ofrecer, al ser el encargado de evitar los delitos en una sociedad. ¿Qué esperan las autoridades para hacer su trabajo?

Karina Velázquez

Author Karina Velázquez

Más artículos de Karina Velázquez

Deja un comentario